+ TODOS LOS MUSEOS DE LA CIUDAD DE PARIS

Descubre los 14 museos de la Ciudad de París

» Fermer

Museo Carnavalet

Creado durante el Segundo Imperio Francés para presentar la historia de París, actualmente el Museo Carnavalet está repartido en tres sedes: el Hôtel Carnavalet, situado en el corazón del barrio histórico de París, entre el Hôtel de Ville y la place des Vosges, la Cripta Arqueológica de la plaza Notre Dame, museo de sitio que presenta la evolución de la ciudad desde la Antigüedad hasta nuestros días, y las Catacumbas de París, donde, a 20 m bajo tierra, el visitante descubre las canteras de piedra, que permitieron construir el hábitat de los parisinos desde la época galorromana, y el Funérarium, sublime decorado de teatro diseñado a principios del siglo XIX para acoger los restos de 7 a 8 millones de parisinos.

 

Los edificios

Se trata del palacete parisino más antiguo, entre patio y jardín, edificado en el siglo XVI para un presidente del Parlamento de París. Vivió allí, en el siglo XVII, Madame de Sévigné, que escribió allí sus cartas más hermosas. Fue ampliado considerablemente en los siglos XIX y XX con el fin de presentar, por primera vez en todo el mundo, tanto vestigios arquitectónicos del antiguo París como una prestigiosa decoración interior que hoy constituyen uno de los más bellos conjuntos de lo que los anglosajones denominan los «period-rooms». En 1989, se añadió el Hôtel Le Peletier de Saint-Fargeau, extensa residencia de la época de Luis XIV cuya Orangerie, cuidadosamente restaurada, se abrió al público en el año 2000 para albergar las colecciones arqueológicas del museo.

Las colecciones

Si los jardines, los edificios y la decoración interior poseen la atmósfera de una casa aún habitada, con una excepcional colección de mobiliario y objetos de arte de la Edad Media al siglo XX, las colecciones de pintura, escultura, mobiliario arqueológico, estampas, dibujos y fotografías ilustran la historia de París y sus orígenes (piraguas neolíticas de Bercy, 4500 a. C. hasta la actualidad). El museo también conserva la colección más importante del mundo sobre la Revolución Francesa, con el célebre «Juramento del Juego de la Pelota» de David, los retratos de Robespierre, Danton o Marat, las piedras de la Bastilla y los recuerdos de la familia real en el Temple. La vida literaria y artística de la capital se ve evocada por los recuerdos de Madame de Sévigné, Voltaire, Rousseau, Michelet, Alphonse Daudet, Zola, la Condesa de Ségur y también la habitación donde Marcel Proust escribió «En busca del tiempo perdido».

El Gabinete de Artes Gráficas, abierto al público con cita previa, permite ofrecer un verdadero Centro de Iconografía parisina a través de un conjunto de varias centenas de miles de estampas, carteles, dibujos y fotografías.

 

Programación

La importancia de las colecciones de los museos permite presentar, en torno a la historia de París, tanto grandes exposiciones sobre temas transversales (París en la época del Directorio y del Consulado, la alegría de Montmartre, los inicios del cine en París, las fotografías de las prisiones de París, las fotografías en relieve, etc.) como exposiciones temáticas (los fotógrafos Atget, Doisneau, Brassai, Willy Maywald, el arquitecto Hardouin-Mansart, los dibujantes Kiraz o Plantu, etc.). Desde hace unos veinte años, el museo se ha esforzado también por presentar colecciones de otros museos de grandes ciudades del mundo (Moscú, Nueva York, Roma, San Francisco, Budapest, Río de Janeiro o San Petersburgo).

Sin embargo, al mismo tiempo, es uno de los museos más importantes en lo que se refiere al préstamo de obras de arte de París a todo el mundo.

 Crédit photographique: Le salon d'angle © DAC - Antoine Dumont